Proyecto que contribuye en la prevención, reducción y mitigación de la violencia infantil y juvenil mediante la generación de procesos que permitan desarrollar factores protectores hacia una sana convivencia de niños, niñas, jóvenes y sus familias que se encuentre en situación  de vulnerabilidad ocasionada por la violencia: en el medio escolar, población afectada por el desplazamiento forzado por el conflicto armado, en el medio comunitario de alto riesgo para el abuso y explotación sexual, consumo sustancias psicoactivas y violencia en el núcleo familiar.

Procesos que se alcanzan, por medio de estrategias lúdicas pedagógicas, de tipo participativo, con un enfoque de derechos, de género y de enfoque diferencial.